Espiritualidad y Convivencia

Marzo, comenzando el año sin estrés.

Comienza el año y son muchas las situaciones que nos pueden generar estrés, se acaba el verano, comienzan los colegios y universidades y junto a ello las cuentas y gastos varios. La ciudad vuelve a su agitado ritmo habitual.

Si tuviste vacaciones con un buen descanso, tendrás mejor disposición a comenzar el año, en cambio si sientes que no descansaste suficiente, enfrentar este comienzo se hace mas difícil.
El tiempo recomendado para poder alcanzar el descanso apropiado son dos semanas, pasado este tiempo recién empiezas a sentir el estado de tranquilidad.
La Organización Mundial de la Salud señala en sus informes que Santiago es una de las ciudades que registran mayores índices de depresión en el mundo. Según el Ministerio de Salud, el 30% de todas las licencias médicas presentadas en el último año corresponde a enfermedades asociadas a estrés o depresión.
Viviendo en una ciudad como Santiago, es muy útil aprender a manejar nuestro estrés.

El Estrés, mal de nuestros tiempos.

El estrés desde el punto de vista biológico, es la forma en que el cuerpo moviliza energía para ponerla a nuestra disposición inmediata, nos permite enfrentarnos y adaptarnos a las demandas de la vida cotidiana, nos mantiene alerta y genera una respuesta frente a una amenaza.

El estrés entonces cuando es pasajero, puede incluso llegar a ser un motor para llevar a cabo tareas, pero cuando se instala y se transforma en estrés crónico sus efectos en nuestra calidad de vida pueden ser devastadores. Por ejemplo puede derivar en fatiga crónica, angustia, depresión, ansiedad o ser el comienzo de algo mas grave .

El por qué algunas personas hacen crisis de estrés y otras no, tiene que ver con la historia de cada uno y con los recursos – internos y externos – que cada cual posee para enfrentar los riesgos que percibe. En general estas reacciones o crisis perturban el equilibrio emocional de la persona.
El resultado de esta crisis es un deseo de huir de la situación que lo provoca o confrontarla violentamente. En esta reacción participan casi todos los órganos y funciones del cuerpo, incluidos el cerebro, los nervios, el corazón, el flujo de sangre, el nivel hormonal, la digestión y la función muscular.

Existe también el estrés laboral, que aparece cuando por la intensidad de las demandas laborales o por problemas de índole organizacional, el trabajador comienza a experimentar vivencias negativas asociadas al contexto laboral .

Desestresarse

Para poder manejar el estrés hay que considerar fortalecer el sistema nervioso y aprender a relajarse, aunque estar consciente que a veces es necesario pedir ayuda profesional.
Algunos consejos para aliviar el estrés:

Alimentación

Si sufres o eres propenso al estrés es aconsejable llevar un estilo de vida saludable, alimentarse bien y limitar la ingesta de café, alcohol, azúcar, bebidas de fantasía y tabaco.
Comer muchas verduras y frutas, evitando grasas y alimentos refinados.
Desayunar siempre, el desayuno saludable es un importante hábito que mejora el rendimiento físico e intelectual, reduce la fatiga durante el día, predispone a un mejor estado de ánimo, evita el nerviosismo e irritabilidad, aumenta la concentración y la memoria.

Hidratarse, beber suficiente agua durante el día es de suma importancia. Una mínima deshidratación influye en tu capacidad de atención, tu coordinación y memoria. Puede ser agua, jugos, infusiones o caldos de verduras. Bebe un vaso de agua al levantarte, continúa bebiendo durante el día hasta completar, al menos, un litro y medio.
Las infusiones de hierbas medicinales son de gran ayuda, se recomienda la melisa, manzanilla, cedrón. Se puede preparar en un jarro y dejar enfriar, es muy refrescante.

Los suplementos vitamínicos con magnesio son de mucha utilidad ya que el magnesio regula el estrés en el organismo. El estrés disminuye las reservas de calcio, cuando este desgasta el cuerpo, el calcio es un agente que acelera su recuperación. Consumir dosis de calcio y fosforo juntos consigue mejorar la claridad mental y fortalecer el sistema nervioso. El complejo de vitamina B puede ser muy útil también.

Ejercicio para liberar tensiones

Al ejercitarnos liberamos endorfinas y serotonina.
La endorfina es la hormona de la felicidad, tiene efecto analgésico y promueve la sensación de calma y alegría, ayudando a protegernos de los virus y enfermedades.
La serotonina es un neurotransmisor que se encuentra en el sistema nervioso central y regula funciones como el sueño, los estados de ánimo, el apetito y el deseo sexual.
La serotonina se puede producir llevando una alimentación sana, haciendo ejercicio con regularidad, practicando técnicas de relajación como el Yoga y la meditación, dormir por 8 horas, tener proyectos en la vida, tener una actitud positiva y tener relaciones sexuales.
El ejercicio ayuda a que tus huesos estén fuertes, te sientas fuerte y seguro, ayuda también a la circulación sanguínea lo que aumenta y mejora la actividad en tu cerebro, libera el estrés del día a día y por lo tanto hace que tengas una mejor actitud ante los problemas de la vida cotidiana.
El ejercicio de cualquier tipo siempre hace sentir bien, feliz y mas liviano. Nadar, bailar, caminar en la naturaleza…

No te olvides de respirar

Se recomienda trabajar una respiración o Pranayama (en yoga) que es el control de la energía vital a través de la respiración.
Cuando estas en una situación de estrés, intuitivamente la gente te dice que respires profundo, es una sabiduría popular, que aplicamos con muy buenos resultados.
Sentado en un lugar tranquilo, cerrar los ojos, inhalar y exhalar larga y profundamente por la nariz. Se puede practicar por unos minutos diariamente.
Principales Beneficios:
-Relaja y calma, trabaja a nivel del sistema parasimpático.
-Estimula químicos cerebrales (endorfinas) que ayudan a controlar la depresión.
-Regula el Ph en la sangre, que afecta la capacidad para manejar situaciones estresantes.
-Activa y limpia los canales nerviosos.
-Ayuda a romper hábitos subconscientes, tales como inseguridades y miedos.

Meditación

La meditación restablece la armonía psico-físico-social de la persona. Fomenta los procesos de rejuvenecimiento de los tejidos del cuerpo y relaja de forma profunda y duradera el sistema nervioso en su conjunto, liberándolo progresivamente de los síntomas debidos al estrés y ansiedad sostenidos en el tiempo.
Ejemplo de Meditación simple para calmar el corazón.

Sentado bien derecho en un lugar tranquilo, cierra los ojos, si los pensamientos te invaden, déjalos pasar y observa tu interior. Luego inhala por la nariz largo y profundo reten el aire 5 segundos y exhala por la nariz, luego queda sin aire 5 segundos y vuelve a inhalar. Se puede practicar por un par de minutos diariamente.

Algunos de sus Beneficios son:

-La meditación desarrolla la mente neutral o meditativa

-Fomenta un sentido de bienestar, paz interna, estabilidad, calma

-Desarrolla la intuición

-Fomenta la claridad de la mente, la conciencia mental y la capacidad para estar presente.

 

Junto a todo lo anterior, ayuda mucho vivir la vida de una manera mas positiva, pensar en positivo y no en negativo, disfrutar las pequeñas cosas, recordar los buenos momentos, abrazar a alguien, reír, cantar, escuchar música, pintar, jardinear, estar en contacto con la naturaleza, tomar un poco de sol. Así nos ayudamos a vivir mejor y prevenir el estrés crónico que tanto daño nos hace como sociedad.