Entrevistas y Reportajes Espiritualidad y Convivencia

Construyendo Comunidad. Nelly y Javier, encuentros en torno a una mesa.

Desde siempre los seres humanos encontramos camaradería en torno a la mesa, generamos lazos, amistades, entablamos conversaciones y nos acercamos.

Este año un par de vecinos han tomado esta enseñanza como propia y han comenzado sus emprendimientos comunitarios en torno a una mesa.

Nelly Siña, cocina, amor y gratitud.  

Nelly Siña vive en la comunidad hace muchos años, es un miembro activo de nuestro barrio, siempre participando y colaborando con las actividades vecinales. Me recibió en su casa linda y acogedora y conversamos sobre su vida en la comunidad y su cocina vecinal.

Cuéntanos como nació la cocina de Nelly…

Siempre me ha gustado mucho la cocina y también la conversa y compartir. Mis hijos siempre me decían que debería tener un restorán porque cocinaba tan rico, típico los hijos de uno…pero son palabras mayores y no sé si lo tendría.

Siempre los remesones de la vida te hacen tomar decisiones pero siempre yo he sentido que los remesones me han hecho pararme una y otra vez…

En eso estaba, cambio de casa, generar más lucas…pero también que se pasara una pena que tenía, sabía que tenía hacer algo. Entonces una noche invite a Alejandro Garros y a Rodolfo Castañeda y les pregunte si les gustaba mi comida, converse sobre mis ganas de hacer almuerzo y ellos me animaron.

Entonces luego de pensarlo toda la noche decidí empezar a cocinar más y avisarle a los vecinos que la mesa esta puesta. Y sin saber nada de esto lo hice…

Y empezaron a venir de a dos, tres en la mesa de la cocina, después empezó a correrse la voz…comencé a recibir toda esa energía positiva de que estas cocinando y de que ya no es solo para tu familia sino otros vecinos la estaban probando…y yo tengo una onda con la comida de que pones tu energía, es tu alimento, entonces era emocionante, estaban conociendo una parte de mi como secreta…que es como yo comía y como lo hacía…me empecé a sentir súper contenta y acompañada y a sentir que esta energía que yo estaba entregando también la estaba recibiendo de vuelta y que no era solo un plato de comida por tres lucas sino que era mucho mas….
Hace rato que estoy metida con la comida, cuando vendo abajo, sopaipillas, calzones rotos, queques integrales de zanahoria…hace rato que tenía un intercambio con los vecinos, que se estacionaban, me compraban y les gustaban y volvían, eso me gustaba mucho y el conversar con ellos y saludarse, me hacía bien y sentía que al otro también.

Creo que el ser humano nació para acompañarse, nació para compartir porque nos hace bien.

La cocina de Nelly es terapéutica….?

Siento que esto es sanador y no solo para mi sino para todos, no importa si te vas a quedar a almorzar 20 minutos o 1 hora pero se produce una energía donde todos salen llenitos, con la guata y el corazón contento y eso es lo que ha hecho que las personas vuelvan…porque yo no creo que cocine súper espectacular, creo cocino igual que muchos, pero el cariño de cómo esta puesta la mesa, de cómo pones el plato de comida frente a la persona eso hace que la persona se vaya con el corazón contento, porque sin que se de cuenta yo a esa persona le estoy dando cariño…Yo sé que va a venir porque reservan, yo sé que va a venir tal persona….

Como funciona esta cocina?

La cocina de Nelly funciona de la siguiente manera, en la mañana yo tengo un listado de difusión de personas que han venido y me piden que las ponga, ahí serán unas 50 personas, a ellos les mando el menú con foto, lo publico en el face de vecinos, al whatsapp de mi parcela, le cuento a las personas siempre, para la fiesta baje con mi delantal….

Si alguien quiere venir me escribe un whatsapp y reserva, no se llega de sorpresa me tienen que avisar, porque tengo límites de puestos y si me paso ya no podría regalonearlos tanto.

Lo máximo que he tenido han sido 15 personas, salió todo bien pero yo no pare y estuve nerviosa de que no les faltara nada…ahí yo dije que en la cocina de Nelly hay que reservar para que no se pierda esa gracia, mi limite son 12 personas, según la capacidad de mi cocina, todo se hace fresco, no se congela…

Lo que yo más pido es que me confirmen temprano…

Te sientas a la mesa?

Sí, yo los atiendo a todos, les pongo su plato y comparto con todos, pero me preocupo de todo.

El menú es, ensalada, plato fondo y postre, aparte puedes comprar otros bebestibles y café.

Los viernes trato de hacer algo más especial de postre, mousse, leche asada, arroz con leche, etc…ya se acostumbraron que el viernes el postre es más rico.

Y ahora empiezo a abrir los sábados, para todas las personas que no pueden venir en la semana o que no quieren cocinar el sábado, vamos a ver cómo funciona…
También como el clima acompaña me gustaría hacer algo en la tarde noche, los viernes ponte tu una cena, con el fogón prendido, quizás cobrar un poco más y esperarlos con un pisco sour o una champañita…

La cocina para mí siempre ha sido para transmitir afectos y además es un arte, hay creatividad y experimentación, me siento cómoda comunicando mucho pero silenciosamente…la gente cree que porque la Nelly acarrea la virgen tiene una personalidad increíble y no es tan así…ha sido un trabajo y ejercicio de toda la vida.

Cuando no te sobran las lucas te acostumbras a dar afecto de otra manera y me gusta mucho…a veces acá en los almuerzos voy a preparar un café y disfruto viendo como los vecinos se quedan felices contándose lo que hacen y conversando muertos de la risa, me gusta y me gusta más que sean los vecinos, que no se conocen y se empiezan a conocer aquí, ha sido muy rico eso, más que la cocina de la Nelly los almuerzos vecinales…y basta que vengan una vez para que quieran volver y haya otra gente…

Yo estoy súper agradecida, me he agarrado de uñas y dientes de la comunidad, soy una arrendataria antigua de la comunidad, 18 años acá, aquí he hecho familia…independiente de mis hijos…, eso ha llenado mi espíritu y para mi es importantísimo, incluso viví una enfermedad aquí en la comunidad y recibí tanto cariño, me sentí tan acompañada…estoy profundamente agradecida y ahora estoy contenta porque independiente de que pagas tu plato de comida, yo estoy dando gracias por estar, por eso me gustaría que vinieran todos, porque les doy las gracias por venir y estar…esta cocina va a subsistir y estar mientras los vecinos vengan….aquí he conocido gente muy linda, le tengo gratitud infinita a este lugar…

La Cocina de Nelly: Sendero Flor de Espino, al fondo reja azul

Javier Ferrada la parada de vecinos en torno al café.

A Javier lo pueden ver siempre en su café a la entrada de la comunidad, es punto habitual de muchos vecinos que se reúnen ahí en torno a un buen café y entretenida conversación. Javier es un vecino muy involucrado en los asuntos comunitarios apoyando eventos y generando comunidad.

Como empezó la idea de tener una café acá en la entrada?

Por necesidad no más…yo tengo un negocio que está parado esperando los permisos para poder funcionar desde hace un año,  tenía que hacer algo y no me quedaba plata, entonces Adriana, mi esposa, me dijo que porque no ponía un café, Nelson ya no estaba con su combi y yo todas las mañanas me tomaba un café con Gastón el profe del Rudolf, tengo un grupo de whatsapp que se llama ¨un café junto a Gastón¨ y durante 7 años nos tomamos un café en las mañanas…entonces puse un carrito que arme en el taller de mueblería del Rudolf y lo instalé afuera en la terraza de la entrada, hable con el Negro Cortes, el no tuvo ni un problema, incluso después achico la oficina y me dejo esa terraza para pasar el invierno ahí abajo y luego me armo este kiosko…así se dio…casi naturalmente, como se dan las cosas aquí en la comunidad. Mi intención era pasar un par de meses y voy a cumplir un año ahora en febrero.

La idea era vender café y los quequitos que hace Adriana y ofrecer una pastelería más sofisticada, ella hace el queque de elote, el pumpkin pie, y mini pies de limón. En la mañana hago sándwiches para los hambrientos que salen temprano, , no es un negocio instituido, entonces a veces me doy el lujo de no abrir o abrir más tarde, pero el horario intento mantenerlo y es ahora en verano  de 8:30 a 14:00 y de 18:00 a 21:00 hrs.

También tenemos jugos naturales  y limonadas, pensamos traer más cosas, como que cache que va para largo y vamos a quedarnos más tiempo, además ya tengo energía y tendré agua potable por lo que traeré una vitrina refrigerada para tener una oferta un poco mayor, se vienen ahora estos cambios…

La construcción de la plaza se conjuga con esto, o sea el que quiere se lleva su cafecito para allá y lo toma en las bancas, que tienen enchufes y hay señal de wifi.

Háblame del café que vendes…

Este café  viene de México, me lo envía un amigo a través de aeromozas, este amigo es director de una cooperativa de productores en Oaxaca…acá un día bueno se consumen 35 tazas de café que aunque no está mal no alcanza para vivir, tendría que vender el doble…aunque igual está empezando a llegar gente de afuera de la comunidad, un caso emblemático es de un señor que vino a una reunión con alguien de aquí, se tomaron un café  y ahora el viene a hacer sus reuniones a este café…
También vendo café molido para llevar en 150 y 250 gr.

En este café han nacido montón de ideas alocadas y otras no tanto, ponte tú la exposición fotográfica que está colgada en el camino nació aquí, un día vino Pancho Pereda y Leo Vidal, armamos el tema con los fotógrafos de acá y se armó el cuento…

Otra idea es la creación del club social, cultural y deportivo, tener su canchita de rayuela para que sea la parte deportiva, comprar equipos técnicos para armar un canal de you tube y tener conciertos pequeños de terraza y subirlos, partir con los músicos de acá, 15 minutos… como los tiny desk concerts de la tele norteamericana hacerlos nosotros acá…

Aquí también nació el Cutu Momo Project, la fusión de Cuturrufo y Christian Morales y ahora andan tocando en todos lados…

Que es lo que más te gusta de tener este espacio?

Que aquí se refleja la comunidad en su conjunto, aquí pasan los más pudientes de los vecinos hasta los más pobres, los dueños de casa y la nana, todos toman café aquí, muy a lo uruguayo, aquí se forma un ambiente sin distinción de clase, la comunidad se refleja completa aquí, y un café vale luca, salvo que se pongan más exquisitos y quieran un chai latte o un mocca, tengo cacao y chai caro…El café que tengo es exquisito y la gente se va contenta por eso…

En este lugar se conversa de lo humano y lo divino, se han hecho campañas políticas, se discute mucha política local (de la comunidad) y nacional, hoy hay contingencia y hay discusiones entretenidas. No es obligación consumir yo no atiendo si no me piden. También es un confesionario, estuve a punto de ponerle así, porque aquí llegan a confesarse todos, pero el paradero me gusto más y fue accidental. Cuando estaban construyendo este espacio, paso una señora  y pregunto qué micro iba a pasar en este paradero…y claro sin las mesas parecía paradero de campo y pensé ¨este es el nombre¨.

La idea ahora es que estoy haciendo unos letreritos con los nombres de las calles para los que hagan dedo. Entonces se pueden parar aquí con el cartelito por ejemplo Voy a la Tierra… y para bajar con nombres de calles como Voy a Providencia o Voy a Ñuñoa etc.

Yo soy un animal social, saludo mucha gente y es muy simpático,  trato de tener una sonrisa todos los días…La gente viene cuando salen y cuando suben, es muy entretenido porque si hay alguien sentado acá pasa otro y es como los cabros chicos, se tienen que bajar a saludar, a echar la talla.

Es súper simpático este trabajo, es muy difícil que lo que pasa aquí se de en otro lugar, esto es de paso, tu pasas y si te quieres bancar el ambiente que hay te quedas, sino agarras tu café y te lo llevas…